Sobre mí

Inquieta, traviesa, parlanchina, revoltosa, pero sobre todo infinitamente curiosa era la niña que fui, y que irremediablemente ha terminado convirtiéndose en periodista, aunque no sé muy bien si por vocación o por necesidad. Contar historias y leerlas siempre fueron mis mayores hobbies y probablemente una madre que buscaba en los libros una forma de conseguir que su hija dejara de darle vueltas a la cabeza y se durmiera de una vez, tuvo mucho que ver con esa afición. Los libros de detectives, que fueron los que consiguieron engancharme, tengan quizás la culpa de que me guste tanto descubrir cosas nuevas y revelarlas al mundo.

Licenciada también en Marketing, hablo inglés y un poquito de alemán, y aunque nací en Canarias y no puedo dejar de recordar las islas en cada momento, me encanta Madrid, pero reconozco que es una ciudad que me enamoró a segunda vista. Me apasiona conocer diferentes culturas y tradiciones, viajar, aprender, reír,y sobre todo el cine, la música y la literatura, sin los que no sabría como vivir.

Soñadora empedernida, llegué a la blogosfera para escribir cuentos y terminé enganchada a los medios de comunicación digitales, un puente desde la fantasía a la más inmediata realidad que a menudo me gusta recorrer de nuevo en dirección contraria.

Escribir en Sinestesia es la forma de unir todo aquello que voy descubriendo a través de los cinco (o seis) sentidos y todo aquello con lo que el mundo esté dispuesto a sorprenderme.

Davinia Suárez